Google+ Followers

sábado, 13 de junio de 2015

Lo bueno, lo malo y la moraleja (que está en Madrid).

Hola a tod@s.

https://vimeo.com/130622750

Ya estamos en Junio, no no soy consciente, y eso que es mi cumpleaños en cuatro días.
No soy consciente ni del verano del descoloque que traigo.
Os cuento cositas.
 Ya estoy en el siguiente semestre y mi profe me odia. Mucho.
Está gordita gordita y suda infinito. No le gusta lo que hace y se le nota.
Perooo...
Yo también sudo sin parar, estamos a 37 grados y 90% de humedad, ey hermana!! Paz y amor.
No. Me odia.
Miradas de arriba abajo, no me contesta lo que le pregunto y cara de asco cada vez que abro la boca.
¿Por qué?
Misterios de la vida.
Eso unido a que en mi clase ya se conocían antes, porque estudiaban juntos el semestre anterior y son grupete que nos hacen el vacío bastante descarado del palo de llegar y "hola buenos días" "zhao annnn" "good morning" (ojo a decirlo en todos los idiomas, mirar que maja soy). Pues nada.
Paso del mundo, yo hablo con el mexicano que está como las maracas de Machín y con una japonesina que está más perdida que yo y es un amor.
A la porra.
Además así aprendo más chino, toma reto.
Sí, me llegó el momento.
Después del subidón viene el bajón y esta semana me llegó un poco.
Ya me conocéis, hablo por los codos, soy muy de abrazar, de reírme y de hacer el mono, fumo, me gusta bailar, me encanta el sol, beber, comer mucho y bien la murga, hacer deporte de sudar (véase spinning) y soy transparente como el agua. Mal.
Aqui, es (todo) opuesto a como debe ser una mujer, tienen que ser, tímidas, calladas, prudentes, taparse del sol, no fumar, comer poco, no beber,no hacer mucho ruido, con novio, y si es marido y con hijos mejor y un poco distantes.
Qué pasa, que soy un poco bicho raro, por fuera, por dentro...por todas partes, y cansa. Cansa ser la MÁS rara todavía. Así que esta semana me he encerrado un poco a estudiar, me he apartado un poco del mundo y me he quedado con Ángel, que es mi mejor amigo aquí y con Kelly, con los latinos, Calvin, Ivan y la gente que me puede aceptar como soy.
Me he puesto enferma del estómago por primera vez y duermo mal por el calor y los mosquitos, pero sobre todo he notado que me podría costar adaptarme a algunas formas de ver el mundo aquí.
Veréis aqui el trabajo es muy importante, claro en España también, pero  aquí si trabajas la empresa tiene derecho a robarte la vida, literal. No hay horas, no hay tiempo libre, si la empresa te llamas, tu estás, y punto.
El concepto tiempo ocio es relativo, porque aquí no son muy de beber, ni de comer en un restaurante tres horas, prefieren ir al karaoke y mirar el móvil y poco más. Tampoco les gusta ir a la piscina ni nadar, y se tapan del sol como si fuera el coco, van con paraguas a todas partes, así que respecto a España el concepto diversión cambia mucho, las terrazas aquí no existen.
Estoy en plan zen.
escucho música tranquila (a veces chumba chumba pero menos que antes sí), leo más y medito. hago taichí y tomo un poco el sol en la terraza, preparo mis clases de Español y como casi exclusivamente vegetales y fruta y chocolate, me estoy quitando un poco de la carne, por salud y porque mirar aquí no hay ni ternera ni leche en condiciones así que para comerlo malo, pues no lo como. Y de este proceso Zen de estos días he sacado que estoy bien así como una reina, y cuando se me acercan a preguntarme de dónde soy, en qué trabajo, si tengo novio y por qué estoy en taiwán (son muy preguntones) pues respiro dos veces y pienso (exhala la confusión inhala la calma) y les contesto con una sonrisa diciendo, soy española y tengo prisa. En vez de "a ti qué narices te importa".
Sí, estoy aquí y me quiero adaptar a todo, no podré cambiar porque no quiero, y cuando me toque trabajar, porque ya me han ofrecido cosas, jugaré mis cartas, las mías, que ya tengo las suficientes primaveras para decir, como he hecho:
No tengo que demostrar nada.
No voy a trabajar gratis.
No voy a ir a cenar contigo.
No he firmado ningún contrato como para que me des órdenes.
Sí, prefiero dar clases sueltas de español e inglés o trabajar vendiendo ropa que en tu empresa hipermegamolonadelamuerte y que me robes la vida.
Para eso me "devuelvo" que diría Rosina.
SE vive bien en España mi gente, seremos vagos, ladrones y murgueros, pero sabemos vivir la vida.
Y eso no tiene precio.
Porque como escribo al final del vídeo,
Un minuto de tiempo es un minuto de oro.
Estoy haciendo contactos, mi chino mejora.
Hay gente que me ha decepcionado, pero hay gente que sí o sí me quiero llevar a España.
Cada vez que tengo tiempo viajo y me muevo y miro y respiro y pruebo y me apunto a todo, y escucho y analizo e intento retener todo lo que esta tierra tiene que aportarme, que es mucho.
Os dejo el vídeo que hice de varias cosas, un festival de Gugong, un viaje con Calvin por Taipei, el viaje a Penghu y la pateada de las islas con Luis.
Mi primer baño en el Pacífico.
Momentos.
Sigo bien.
Sigo feliz.
A veces no todo es fácil.
Pero siempre tengo a mi lado gente maravillosa que me ayuda, me sujeta y me abraza, como Kelly, que es una amiga taiwanesa que cuando me puse enferma estaba conmigo.
Ojo al momento, me acabo una especie de tortilla picante y me da un chungo lipotimia que me tengo que sentar en el suelo contra la pared. Blancazo, sudada nivel pelo calado ropa calada, Kelly más blanca que yo y nada, que no soy capaz ni de potar ni de andar, doce de la noche en un night market (mercado petao de gente). La pobre Kelly venga a echarme "flish" anti mosquitos que ya me estaba acabando de morir intoxicada.
Pero estaba allí y me acompañó a casa y se quedó hasta que salí del baño de un color humano en lugar de verde césped.
Los amigos.
Esta semana me he perdido estar en un día que era especial para mi mejor amiga.
Y me he sentido mal.
Y será el cumple de mi padre y no estaré.
Y me duele.
Pero ¿sabéis qué? que para que haya cosas buenas, las tiene que haber malas, para aprender y superarnos tenemos que encontrar retos y baches y caernos y levantarnos y quemarnos y aprender.
Y yo aprendo y aprendo y doy gracias a todo por mi decisión y porque estoy siendo yo.
Cerca de mi casa aunque tan lejos, y cerca de esta cultura aunque tan lejos.
Me voy a Camboya el miércoles y voy a intentar crecer y empaparme de todo.
Estoy conociéndome más e intentando descubrir mis puntos flacos y trabajar en lo que para mí es la clave de todo, que es el balance, el equilibrio,
Os contaré lo que vea, os intentaré hacer llegar lo que sienta.
Y que viva la vida.

Porque un minuto de vida es un minuto de oro.

Perdón por el caos de texto y el caos de vídeo, tengo dos exámenes y me he acabado mi botella "especial" de vino blanco aquí escribiendo a vuestro lado.
Chinchin.

https://vimeo.com/130622750

Espero que os guste el vídeo, me han prohibido la canción original, pero espero que sintáis un poco de lo que yo sentí.

Feliz verano.